Explotacion Infantil , "versus" Capitalismo


La explotación infantil es uno de los flagelos sociales más perversos producidos como consecuencia de la infame e inhumana globalización del capitalismo.

Según UNICEF, alrededor de 346 millones de niños y niñas son sujeto de explotación infantil en el planeta y al menos tres cuartas partes (171 millones) lo hacen en condiciones o situaciones de peligro.

La mayoría de los niños que trabajan a tiempo completo lo hacen en el sector agrícola comercial, pero hay niños trabajando en multitud de sectores: servicio doméstico, minería, pesca de gran profundidad (buceadores), construcción, material deportivo, calzado deportivo, equipamiento quirúrgico, cerillas y pirotecnia, juguetes, carbón vegetal, fábricas de cristal y cerámica, tejido de alfombras, agricultura, seda, fabricación de cigarrillos, ladrillos, etc.

Buena parte del material deportivo del mundo se produce con trabajo infantil. En Pakistán, el mayor exportador de pelotas de fútbol, por ejemplo, hay más de 7.000 niños de menos de 14 años que cosen pelotas, cobrando 0,6 dólares por pelota; incluso los niños más mayores no pueden coser más de 3 o 4 pelotas en un día.

Pero el más denigrante de los trabajos infantiles es la prostitución y la pornografía infantil.


Cada día aumenta el número de niños y niñas prostituidos en todo el mundo, alcanzando un nivel de comercialización global absolutamente feroz.

Existen Tour-Operators que explícitamente preparan viajes con oferta sexual de menores incluida, el usuario de la prostitución infantil busca la impunidad que le ofrece el ejercicio de esta actividad en el tercer mundo. El principal flujo de turistas ávidos de sexo infantil proviene de países económicamente desarrollados (Europa occidental, América del norte, Australia, Nueva Zelanda, Japón y estados del Golfo Pérsico) y se extiende por los países más pobres del sudeste Asiático, África, América Latina y el Caribe.

Tomar conciencia de este flagelo, permitirá buscar estrategias para erradicarlo.

EL PROBLEMA NO PROVIENE DE LA "SUPERPOBLACIÓN" SINO DE LA MALA DISTRIBUCIÓN DE LOS RECURSOS.
VIA : FACEBOOK

La música es de SKA-P , grupo formado en 1994. Sus canciones se caracterizan por su inconformismo, cuyas letras son una crítica al capitalismo, al nacionalsocialismo, al fascismo, al sionismo y al racismo, y un respaldo a los derechos humanos, al ecologismo, al anarquismo y al anarco-sindicalismo.


PUBLICACIONES PDF

KoMpArTiR

Twitter Delicious Facebook Digg Favorites More