Navarra: El nombramiento de Miguel Sanz (ex presidente del Gobierno de Navarra) en Bodegas Sarria debe ser investigado.


VIA- KONTUZ! ASOCIACIÓN DE USUARIOS, CONTRIBUYENTES Y CONSUMIDORES DE NAVARRA:


Hay que resaltar dos aspectos cuanto menos sospechosos de esta operación: 

En primer lugar creemos que este nombramiento es manifiestamente ilegal porque vulnera la ley foral 19/1996 de Incompatibilidades de miembros del gobierno y altos cargos de la administración, a la que Miguel Sanz, como anterior presidente, está sometido: “Quienes desempeñen un alto cargo vienen obligados a inhibirse del conocimiento de los asuntos en cuyo despacho hubieran intervenido o que interesen a empresas o sociedades en cuya dirección, asesoramiento o administración hubieren tenido alguna parte”…”Durante los dos años siguientes a la fecha de su cese, los altos cargos no podrán realizar actividades privadas relacionadas con expedientes sobre los que hayan dictado resolución en el ejercicio del cargo”.

 Aún no han pasado dos años desde que el señor Sanz dejó el asiento del Palacio de Navarra y aparece ahora como máximo responsable de una empresa privatizada sobre la que él tomó importantes decisiones. 

No hay que olvidar que, por ser presidente del Gobierno de Navarra, Sanz también lo era de Caja Navarra, la entidad matriz de Bodegas Sarria y, por tanto, la que financió los procesos de ampliación de capital que permitieron la compra de otras bodegas y que son los que han convertido hoy a esta empresa en un destino apetecible. 

 Quien fuera presidente del Gobierno de Navarra hasta mayo de 2011, no puede ponerse al frente de una empresa sobre la que tomó decisiones societarias y monetarias valiéndose de los cargos que su condición le otorgaban. Pero hay una segunda cuestión clave en este nuevo escándalo que sacude las entrañas de la CAN. 

Quien nombra a Miguel Sanz no es otro que Enrique Goñi, actual responsable ejecutivo de Criteria, vinculada a la Caixa desde la absorción, y que gestiona los activos que la CAN aportó a la entidad que preside Isidro Fainé.
No hay que olvidar que Goñi está donde está porque Sanz le nombró en su día responsable del Grupo Corporativo de la CAN (2001) y, posteriormente (2002), director general de la Caja. Es decir, una década después de esos nombramientos, Goñi, el principal gestor de la ruina de Caja Navarra, devuelve el favor colocando a Sanz al frente de Bodegas Sarria que, hoy por hoy, y tras la pérdida de activos de la antigua Can, podría considerarse como una de las joyas de la corona en el patrimonio de Criteria.
Es curioso que en esta operación, el propio Goñi, siendo como es el capitán del barco, se ponga de segundo y, además, se rodee de otros compañeros que, como él, tuvieron tanta responsabilidad en la desaparición de facto de la Can: Ricardo Martín Fluxá, ex presidente de la Comisión de Personal, ex miembro de la de Inversiones y de la Comisión Ejecutiva de la entidad durante 8 años y José Antonio Sarría, ex Consejero General , miembro del Comité de Auditoría, sustituto como presidente de la Comisión de Control de la propia Yolanda Barcina y ahora vicepresidente de los deshechos de la entidad.

 Es decir, aunque el señor Sanz, el señor Goñi, el señor Fluxá o el señor Sarría, digan desconocer si cobrarán o no dietas de sus nuevos cargos, lo que es evidente es que no los desempeñarán por filantropía ni amor al vino, sino que por vía directa o indirecta seguirán llenándose los bolsillos gracias a una empresa que levantamos todos los navarros y que fue entregada a la Caixa gracias a su funesta gestión. 

Lo que es evidente es que cada vez que el señor Sanz levanta la voz le dan un cargo. 

Pasó tras su salida del Gobierno y su reubicación en Audenasa (donde cobra según los medios 20.000 euros en dietas) y pasa ahora, cuando amenaza con apoyar un adelanto electoral, con este estelar nombramiento. Y mientras la mayoría de los navarros tenemos que apretarnos el cinturón ante una crisis que su incompetencia ayudó a acrecentar, ellos siguen medrando, luciendo palmito y permitiéndose el lujo de darnos lecciones morales.

Pues hasta aquí hemos llegado y desde Kontuz, al igual que hicimos con el caso Pejenaute, anunciamos que investigaremos estos nombramientos con todas sus consecuencias porque, definitivamente, “huelen mal”. Urgimos al Gobierno, al Parlamento y al Fiscal General a iniciar las investigaciones pertinentes para aclarar todo lo relacionado con lo ocurrido con el principal instrumento financiero de toda la ciudadanía navarra.
 VIA: KONTUZ! ASOCIACIÓN DE USUARIOS, CONTRIBUYENTES Y CONSUMIDORES DE NAVARRA Las imágenes son de la red y Los videos que acompañan este post son cosa nuestra y los hemos sacao del Youtube. >

PUBLICACIONES PDF

KoMpArTiR

Twitter Delicious Facebook Digg Favorites More