Insumisión 20 aniversario. Seguimos desobedeciendo



Henry David Thoreau, sobre el deber de la Desobediencia Civil ( 1866 )

Si las alternativas son encerrar a los justos en prisión o renunciar a la guerra y a la esclavitud, el Estado no dudara cual elegir.

Si mil hombres dejaran de pagar sus impuestos este año, tal medida no sería ni violenta ni cruel, mientras que si los pagan, se capacita al Estado para cometer actos de violencia y derramar la sangre de los inocentes.

Esta es la definición de una revolución pacífica, si tal es posible.

VIA: Antimilitaristas


PUBLICACIONES PDF

KoMpArTiR

Twitter Delicious Facebook Digg Favorites More